Asegúrese de que Javascript esté habilitado para fines de accesibilidad del sitio web

Los recién nacidos pueden beneficiarse de los quiroprácticos

Por 3 de enero de 2022 13 de septiembre de 2022 prenatal
Quiropráctico pediátrico

Como padre, es posible que se haya preguntado si la atención quiropráctica era segura para los recién nacidos y los bebés. Muchas personas desconocen todas las formas en que el tratamiento quiropráctico puede ayudar a aliviar los síntomas de los cólicos, puede tratar un cuello lesionado durante el parto, corregir una columna desalineada, tratar infecciones de oído, disfunción nerviosa y mucho más. En Deep Roots Chiropractic Health Center, nuestros quiroprácticos altamente capacitados tienen una amplia experiencia trabajando con pacientes de todas las edades y pueden brindar atención segura y gentil a los bebés que necesitan tratamiento quiropráctico.

¿Por qué un recién nacido se sometería a ajustes quiroprácticos?

Los quiroprácticos tratan con éxito a millones de bebés, niños pequeños y niños pequeños cada año. La atención quiropráctica y el ajuste adecuado pueden aliviar problemas como infecciones de oído, asma, enuresis, irregularidades en el sueño y más. Un ajuste quiropráctico para niños y bebés es muy suave y no causa dolor ni malestar.

Para los padres que recién están aprendiendo sobre los muchos beneficios del cuidado infantil a través del tratamiento quiropráctico, es importante conocer algunos detalles.

Cómo la atención quiropráctica apoya la salud infantil

No hay duda de que la atención quiropráctica apoya la salud infantil y es beneficiosa para los niños de todas las edades. El tratamiento no solo podría mejorar el sistema inmunológico joven, sino que también reforzará la función del sistema nervioso. Ya sea que se trate de problemas para dormir, dificultad para gatear, mala postura, cólicos, asma o infecciones crónicas del oído, el tratamiento quiropráctico puede ser muy eficaz. Con manipulaciones suaves, un quiropráctico puede ayudar a corregir una columna desalineada, estimular la función del sistema inmunológico, la función del sistema nervioso y mucho más.

La atención quiropráctica para recién nacidos puede:

Tratamiento de los síntomas del cólico

Los ajustes y masajes de la columna vertebral se pueden utilizar para tratar los síntomas de los cólicos. Mediante el uso de técnicas de masaje suave, quiropráctico pediátrico Puede estimular el estómago y los órganos internos de un bebé para prevenir problemas digestivos. Algunos estudios clínicos han demostrado la eficacia de la atención quiropráctica para aliviar y tratar los cólicos.

Trauma de nacimiento

Independientemente de lo fácil o rápido que haya sido el parto para la madre, puede ser una experiencia traumática para el bebé. Tanto el trabajo de parto largo como el rápido pueden afectar al cuerpo. Muchas mujeres anticipan un parto fácil, pero desafortunadamente, no podemos controlar el proceso de parto. Con un parto difícil, un bebé puede quedar atrapado en un ángulo extraño y puede tener dificultades para ubicarse en la posición adecuada para el parto. En ocasiones, pueden producirse traumas de nacimiento, como daños en los nervios o los huesos. Pueden ocurrir complicaciones que también pueden afectar la salud espinal de un bebé y pueden provocar efectos a largo o corto plazo.

Incluso el parto más suave y no invasivo puede resultar en un trauma de nacimiento. Sin embargo, el uso de una aspiradora o fórceps para dar a luz a un bebé o la opción extrema de tener una cesárea puede causar problemas a un recién nacido. Incluso tirar y tirar del bebé durante el parto puede provocar un traumatismo grave en el nacimiento, como una desalineación de la columna vertebral o daño a los nervios. Una entrada difícil al mundo puede tener un impacto significativo en la columna y el cuello. Desafortunadamente, problemas como la desalineación de la columna vertebral pueden generar muchos problemas de salud y bienestar en el futuro. Afortunadamente, los quiroprácticos pediátricos pueden facilitar la transición de un recién nacido y promover una recuperación natural después del nacimiento.

Tratamiento de infecciones de oído

Una infección de oído puede causar dolor de oído severo y problemas de salud continuos si no se aborda. Muchas infecciones de oído están relacionadas con los nervios. Esto significa que el tratamiento por parte de un quiropráctico capacitado puede corregir la fuente del problema. Un profesional de la salud generalmente prescribirá un ciclo de antibióticos para tratar una infección de oído, pero el tratamiento con antibióticos no siempre es una buena elección cuando un enfoque natural puede resolver el problema.

Realineación vertebral para tratar una columna desalineada

Durante el proceso de parto, las vértebras de un bebé pueden quedar mal alineadas. Los ajustes quiroprácticos suaves pueden corregir una columna desalineada, creando un ambiente óptimo para un crecimiento saludable.

Apoya el crecimiento y el desarrollo adecuados

El cuerpo de un bebé experimenta muchos cambios en un corto período de tiempo. Por ejemplo, las curvaturas del cuello y la parte inferior de la espalda comienzan a formarse a medida que aprenden a levantar la cabeza o sentarse. Sin una alineación adecuada, es posible que las curvaturas de la columna no se desarrollen adecuadamente. Esto puede tener un impacto en su desarrollo físico.

Mejora la postura

Cuando un bebé aprende a gatear y caminar, se cae con frecuencia. En algunos casos, estas caídas pueden causar daños graves, como daños a los nervios, que pueden dificultar el crecimiento. El tratamiento quiropráctico puede abordar este problema de manera segura y eficaz.

Alivio de la alergia y el asma

Un sistema nervioso sano puede tener un gran impacto en las capacidades curativas naturales del cuerpo. El tratamiento quiropráctico es una de las formas más seguras y efectivas para que un bebé supere los problemas de alergia y asma.

Corrige los hábitos de gateo inadecuados

Un quiropráctico para bebés puede observar el estilo de gateo de un bebé e identificar cualquier posible hábito que pueda causar problemas posturales a largo plazo.

Problemas de sueño

Una columna vertebral mal alineada puede provocar trastornos del sueño. Para un recién nacido, el sueño adecuado es esencial. El sueño permitirá que sus cuerpos crezcan correctamente. Un quiropráctico puede identificar y tratar los problemas habituales del sueño que suelen afrontar los recién nacidos.

Tratamiento de la tortícolis

Esta condición hace que la cabeza se incline hacia un lado o hacia abajo debido a problemas con los músculos del cuello. Este es un problema bastante común con los recién nacidos. Un bebé puede haber estado en una posición anormal o muy apretado en el útero. A veces, esta afección puede no estar presente al nacer y puede manifestarse una vez que el bebé haya ganado más fuerza en el cuello. El tratamiento quiropráctico para bebés con tortícolis trabaja para masajear los músculos del cuello y ajustar suavemente la columna cervical para aliviar la inclinación, permitiendo que el cuello crezca adecuadamente.

Enfoque natural para el tratamiento del reflujo ácido / ERGE

La enfermedad por reflujo gastroesofágico, o ERGE, puede hacer que el reflujo ácido retroceda en el esófago. El reflujo en los bebés es más común de lo que piensan los padres. Los bebés con ERGE con frecuencia regurgitan después de comer y pueden estar muy irritables después de comer debido a la incomodidad. Con el uso de una suave manipulación del cuello y la columna, se estimula el sistema nervioso. Esto puede mejorar el control de la válvula superior del estómago, deteniendo el reflujo.

Dificultad para amamantar

El tratamiento quiropráctico para bebés también puede ayudar con el agarre. Si un bebé está luchando con problemas de agarre, uno de nuestros quiroprácticos utilizará la manipulación espinal para ajustar suavemente la columna para una alineación adecuada. Cuando se elimina la interferencia del sistema nervioso, el cuerpo funcionará mejor y permitirá que el bebé se relaje en la posición adecuada para amamantar.

¿Son seguros los ajustes para niños y bebés?

Cuando se trata de atención quiropráctica, los padres a menudo se preocupan por la seguridad de este tipo de tratamiento en cuerpos pequeños.

Afortunadamente, la atención quiropráctica es muy segura y suave para pacientes de todas las edades. Un quiropráctico utilizará técnicas de ajuste que son muy suaves cuando trabaja con un bebé. Es muy común que un bebé no se dé cuenta por completo de que lo están examinando; así de suaves son los ajustes prácticos.

Es seguro para un recién nacido dentro de las primeras semanas después del nacimiento recibir tratamiento quiropráctico. Un quiropráctico familiar aplicará una presión suave sobre los recién nacidos para hacer alineaciones muy suaves de la columna que pueden promover que el cuerpo se cure y restablezca la función normal del sistema nervioso. Si bien estos ajustes suaves no son dolorosos, un bebé puede llorar porque lo sostienen en una posición desconocida.

Programe una cita hoy

La corrección de la desalineación espinal de un bebé mediante un tratamiento quiropráctico suave, seguro y eficaz ofrece muchos beneficios para la salud que pueden mejorar el bienestar de un bebé.

A Centro de salud quiropráctico Deep Roots en el norte de Arkansas, adoptamos un enfoque natural para aliviar el dolor y el bienestar al brindar un tratamiento integral sin el uso de medicamentos nocivos o cirugías invasivas. Nuestros quiroprácticos con licencia brindan atención a pacientes de todas las edades, incluidos los recién nacidos, y pueden tratar todo el cuerpo para mejorar la función corporal. Comuníquese con nuestro centro quiropráctico hoy mismo para programar una cita con uno de nuestros capacitados y amables quiroprácticos.

Spanish